El régimen tributario argentino sigue siendo regresivo para las pymes

Así lo define Carlos Ferrari, titular de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) en nuestra ciudad. Ante el actual panorama de la economía del país, Ferrari hace un análisis de la realidad de las pymes bahienses.

Image description

La presión tributaria, el período de recesión que atraviesa nuestra economía y el marco inflacionario son los tres factores que hoy atentan contra la economía de las pymes, esto hace que al comerciante se le complique cumplir con sus obligaciones generando así un corte en la cadena de pagos. Para poder paliar esta situación, Ferrari cree que es importante una segmentación mucho más equilibrada y acorde, que vaya en beneficio de las pymes además de poder generar contrataciones laborales diferentes, que alejen al empleado de la flexibilización laboral y que ayuden al empleador a asumir ese costo.
Desde la central de APYME, a sabiendas de esta situación, se ha solicitado a la AFIP una moratoria fiscal, suspensión de embargos y  ejecuciones.

Ferrari le apunta a IN Bahía Blanca que “este pedido se hace teniendo en cuenta la realidad que atraviesan las pymes a nivel nacional. Hay que comprender que en 2018 la deuda fiscal era de 44.000 millones de pesos, suma que en 2019 ascendió a 100.000 millones de pesos, es decir que aumentó en un 120 %”. Desde  APYME, luego del vencimiento de la RG 4289, solicitaron a las autoridades impositivas se tomen medidas más abarcadoras y que le den un alivio a las pymes. Ferrari entiende que “el periodo recesivo y la gran presión tributaria hacen que cierren de 25 a 30 pymes por día a nivel nacional.

En Bahía, más de 100 comercios cerrados

En nuestra ciudad, la APYME realizó un sondeo en el gran macrocentro bahiense y nos encontramos con el cierre de más de 100 locales comerciales de noviembre 2018 a enero de este año sin contar los locales de los barrios”, le comenta a IN Bahía Blanca.

Para Ferrari “El sistema de scoring de contribuyentes (SIPER) –similar al veraz-, agrava esta situación, porque aquellos que necesitan más apoyo se encuentran imposibilitados de encontrar facilidades o planes que alivien su situación. Necesitamos equilibrar este sistema para que no solo beneficie a los grandes empresarios sino también a quienes más lo necesitan”.

Ante el actual panorama económico, el titular de APYME Bahía Blanca, cree que “no hay señales claras de un cambio en las políticas económicas. Con tarifas dolarizadas de combustible, luz, agua, gas, comunicaciones y peajes es muy difícil enfrentar esta situación. A esto hay que sumarle que a la hora de recurrir a la ayuda financiera el propietario pyme se encuentra con créditos usureros que tienen tasas de interés altísimas que siempre están compuestas por más de un dígito. Si bien es un año de elecciones, hoy la realidad marca que no hay mejora posible, si las políticas económicas y financieras no cambian, se seguirá beneficiando al gran empresario y las pymes seguirán sufriendo”, concluyó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: